lunes, 9 de mayo de 2011

Que hacer en una feria para que te llamen loco... irte a una media de montaña... Olvera-coripe

Esta historia comienza el jueves de feria cuando tras trabajar, recoger a los niños, nos vamos Pastora y yo a la feria, y nos dan las 2:30 antes de irnos a la cama... al día siguiente entreno, y nos vamos Pastora y yo sin niños a la Feria, a tomar aguasucia (rebujitos) bailar, comer, charlar con los amigos... y recogernos ala 1:30 que el sábado el menda se tenía que levantar a las 6 de la mañana para irse con otros colgaos, como el Lobo, Caveleira, Pedro, Balbuej, Carpe, Mavesa, Ruth... a Coripe, un bello pueblo de la sierra de Cádiz donde había una carrera, una media maratón al día siguiente... y por eso me contuve en la feria... bueno casi...
El cabestro (léase despertador) suena a las 6:07, que me dí esa tregua, y me sentí el ser más desdichado del mundo, un gilipollas vamos... pero le  echo cojones me levanto, me acuesto, me levanto... miro a Pastora dormida le doy un beso, ni se entera, me acuesto y me levanto... a todo esto ya son las 6;20, y yo sin na preparao... me visto, no tomo café, la cafetera está jodida la cabrona, y miro la previsión de tiempo en Internet que además amenazaba en días anteriores lluvia... no, parece que no lloverá sino me acuesto otra vez y ya no me saca de la cama ni Abel Antón...
Salgo en coche hasta el punto donde había quedado con el Lobo, llego moderadamente tarde, y me los encuentro allí a todos como fatigas, que gente, luego me entero que ninguno vienen de la Feria, claro así es fácil... total que charlando en el coche les aclaro que vmi idea es ir cerca de, como dice Meca, mi PMP, que es 1:48, y debo de ir cerca de ahí, que sino el Sensei se rebota... no se lo creen.
En el camino como siempre con tan buena gente, buen rollo, Dani con sus cagaleras, el Lobo con sus enfriamientos, Pedro con el cachondeo y su yerno, que no habla el tío.
LLegamos a Coripe-ville a las 8, cosas del Lobo la carrera era  las 10:30, vamos pa barré la meta, colocar los globos e inflarles las ruedas a los autobuses... aprovecho pa zamaparme una tostá como una plaza de toros con aceite y tomate que luego le faltan a uno hidratos de carbono... Dani, que es joven y no está entrenao me sigue y lo pagará, Pedro se pide espuma de zumo que se le queda toda en el bigote... y el Lobo se va en el primer autobús vaya a ser que pinche le suyo, el cabrito le echa el gafe a la carrera y  pinchará uno... después de una hora de autobús que aprovecho pa poner en marcha la motosierra y cortar unos leños... que tenía falta de sueño y de ronquidos, llegamos a Olvera... bajada a la estación, no me extraña que no haya tren, no hay quien tenga cojones de ir de las estaciones al pueblo, unas rampas... que miedo.
En la salida el resto del club, Balbuej y un colega, Ruth con más matauras que un borrico viejo, Carpe con el carpecinturón que parecía sportbillie con la mochila, mavesa con más tonterías que el ropero de un indio, Francis  buscando a los de esquivel pa quedar después pa la cerveza... la fauna que sale en la foto...
Y yo cagándome como un mirlo... me voy y pego un churretazo en el servicio y ohhhh... al carajo una almorrana... así que puse aquello de marrón y rojo que parecía que le habían partido el buje a un novicio en el seminario... lo siento pa el que venía detrás... yo le dije:
Uff no veas como me he encotrao eso...
La salida fue con el retraso ya reseñado, debido a la maldición del Lobo, tras concretar ritmo y negar tres o cuatro veces que fuese del grupo colgao que iba a meterse un maratón por la vía verde que Carpe y Mavesa, Francis se rajó pensaban hacerse otra media de vuelta, salimos, Dani  y Pedro a por marca, o a por puestos, y servidor con Carpe, y Mavesa haciendo de Ulrich... y con el chivato de Balbuej recordándome que según los Planes del Sensei el ritmo tenía que ir entre 5:30 y 5, que tío.
Todo bien, incluso los primeros túneles, el camino precioso de los que gusta disfrutar, y a eso nos dedicamos el trío Carmaja, bueno yo disfrutaba y los mapaches de dedicaban a esconder botellas por todo el camino para la vuelta... truco cherokee aprendido en los reportajes de la 2 de la hora de la siesta (por fin alguien que los veía sin roncar)... dentro de 300 años, habrá algún arqueólogo que se plantee el sentido de tanta botella oculta llegando a la conclusión de los sabios serranos preveían al cambio climático, y ya iba haciendo acopio del líquido elemento...y eran estos dos colgaos... que se pensaban que iban a hacer el maratón de LES SABLES... de todos modos una gozada la compañía, como siempre, bueno es la primera vez que corro junto a Mavesa y es curioso no iba a pasar de 140 pulsaciones y nunca decía cuantas llevaba... Carpe como iba de estreno con botines nuevos cada vez que llegábamos aun túnel bajaba el ritmo para que no se manchase de barro los botines... que no veía donde pisaba, y le daba miedo romper los botines nuevos, se pasó todos lo túneles diciendo "levantad las rodillas" ni que fuesemos cabareteras del Follie Bergé. Ahora en serio lo de la falta de luz era romántico, bueno con estos dos poco, pero tenía su encanto, salvo que era muy peligroso, era pa que hubieran puesto una cámara de infarrojos y nos hubiesen visto como los leones atacando a las cebras, con cara de velocidad y corriendo como si pisáramos huevos o estuviésemos pisando uva...
Mantuvimos el ritmo, por debajo de lo marcado por mi Sensei, lo siento pero no quería dejar a estos dos solos que eran capaces de esconder a un niño con todas las botellas pa luego tené pa la vuelta... nos salió un ritmo de 4:57, con 1 hora 45, que supone la segunda PMP, pero dadas las cicunstancias, y lo planeado, solo se puede decir que ha sido una experiencia muy repetible, una de las que como dice el Lobo marcar para el año que viene, que tiene más muescas en su agenda que Billie el niño en su revólver...
Luego en meta, buenos regalillos, magnífica organización, y cerveza extraordinaria, allí algunos de los nuestros pillaron metal, Dani, Pedro, Ruth, Francis, y nadie pilló nada en el sorteo... este club tiene un gafe, a lo mejor soy yo, como decía el Lobo:
Es que somos muy afortunados en el amor...
Bueno que digo yo que nadie se llama Brad Pitt...
En la cerveza nos encontramos a los amigos de Esquivel... y nos echamos unas risas y unas cervezas... que pa esto de las relaciones etílico-cerveceras- amistosas francis y servidor no tenemos competencia.
La gran pregunta es donde cojons echa ese tío la cerveza...
Luego de un viajito movidito con dos tíos mal, por la cerveza, cogimos el coche y nos volvimos los 6 en el coche, tras hacer una mini ruta turística por Montellano, vimos la Mont30, y la Mont40... y llegamos a Sevilla departiendo amablemente en el coche...
PS. Dice la leyenda que aún en la noches de tormenta se oye por la zona la voz de los colgaos diciendo:
Quiyo, que no que la botella estaba escondía por aquí...