lunes, 25 de noviembre de 2013

EL MUNDO ES INJUSTO...MUY INJUSTO

Hoy por la mañana veo asustao que tengo 4 llamadas perdidas de mi mujer a las 9 de la mañana y un mensaje, y en un intercambio de clase la llamo to apurao pensando que habían llamao del cole, que ya tenía a alguno de mis hijos malo, y ojalá hubiera sido eso...cunado me coge el teléfono Pastora la voz no le sale del cuerpo:
Que se ha muerto Mike...
¿cómo?
Mike...
Mike era un tiarrón de casi 1 noventa, neozelandés, que había jugado toda su vida al rugby, con una vida normal, sin excesos, que disfrutaba de su familia, del futbol, del rugby... y de la amistad.
Un tío con un corazón enorme, que ayudaba a su mujer, a sus cuñados,  a ocuparse de sus suegra postrada en cama desde hace años... un tío que era feliz viendo crecer a sus hijas, gran conversador, con un deje de guiri pero con unas expresiones cordobesas que lo hacían superdivertido.
Todo esto pasó por mi cabeza, a toda velocidad...Mike, muerto... no puede ser, no es justo...
Perdona, si, ahora entro en clase...
y dentro 30 fieras...
El show debe continuar, así que explicación sobre los glaciares...
A la hora del recreo yendo solo a desayunar me caían las lágrimas por la cara... ¿quién lanzaría Michi por los aires y la cogería cuando dijese que no podía andar más? ¿quién le hablaría a Eli en inglés en mitad de un bar en la alameda? ¿quién abrazaría a Rocío y la consolaría?
Joder, el mundo es injusto, muy injusto... así que hoy al recoger a mis hijos le he dao 30 besos  a cada uno, los besos que se perdieron anoche con rumbo a no se sabe donde, mientras el corazón del Gran MIKE se paraba... los besos que sus hijas no tendrán pese a todos los que les demos los demás...
EL MUNDO ES UNA PUTADA...