miércoles, 9 de diciembre de 2015

CRÓNICA DE UN PRETORIANO EN LA MARATÓN MÁLAGA,entre mil cosas más...

ESTA CRÓNICA SE PUEDE COMPARTIR, EXTRACTAR, COPIAR, VENDER, SNIFAR, INTRODUCIR POR VÍA RECTAL... 
Pero eso si...
COHONES... PINCHAD LA PUBLICIDAD

que no es pa droga, ni pa terrorismo, ni pa financiar a partidos políticos...


Decía Emil Zatopek:
" si quieres correr,  corre una milla. Si quieres experimentar una vida diferente, corre un Maratón"...
A que impresiona ¿Eh? po realmente lo que dijo fue esto:
"Pokud chcete spustit , spustit míli . Pokud chcete zažít jiný život , běžet maratón ."
Si lo dices tres veces sin equivocarte ganas la próxima carrera a la que vayas fijo... o eres checo.
Bueno pues en esta crónica voy a intentar contar como me ha cambiado la vida una maratón, no por lo que diga el bueno de Emil, sino porque esta ha sido una maratón entre pretorianos.
Yo hace dos años, joder ¿que poco tiempo no? que soy uno de ese grupo de locos que se hacen llamar Pretorianos de Tomares, y os aseguro que cuando Zatopek pensó en la frasecita lo hacía en una maratón parecida a la que viví.
Uno de las frases del credo pretoriano es:
" A la llamada de un pretoriano el que se encuentre en disposición acudirá en su ayuda sin importar la distancia, el peligro, o la cantidad de cerveza que tenga que ingerir..." o algo así.
De este modo, cuando se produjo el ofrecimiento de uno de los pretorianos más grandes que existen, Pepito el del Carrito, aunque pa que el Imperio no lo encuentre la Alianza rebelde le obligó a cambiar su nombre a Pepe Roldán, y con él cambiaron sus nombres todos los de su familia, así que... Pepiño il molto grande trovatore de la carriera, pidió voluntarios para acompañarlo en su sueño y acudimos:
Jokin el del no arroz, Dani el del no pelo, Santi el de no pantalones de pitillo, y sus respectivas Lourdes, Fran el de no camisetas de compresión, Rafa Iza el de no sé decir no a los ultras, Pili la de no sé decir no a las carreras, Aurora la de no sé decir no a la juerga, y Pastora, la que no supo decir no a un loco y acabó como madre de familia numerosa y esposa de un colgao que además la incita a hacer locuras... vamos que a su lado los enanos del Hobbit era una excursión de una guardería... Con un grupo como vosotros no hay reto imposibles, bueno si, acabar toda la comida del Túnel en Málaga... vaya tela guenisisismo to, y más abundante que un convite de comunión de crónicas carnívoras, pero vayamos por partes...
Na más llegar a Málaga, Pastora y servidor en el Nissan Micra, que es como meter a la dama y el vagabundo en un coche, que por su parte ella va supercómoda y yo voy más apretao que un deo en el culo de un orangután, vamos que si tenemos un porrazo en su lao salta el airbag y en el mío me salta el botón del pantalón...
En Málaga recogimos a mi tía Margarita, vease la otra entrada para saber porqué estábamos juntos... y nos fuimos pa el Pabellón Martín Carpena, que no está en la calle de su nombre, con lo que el carahote-carahote, vale el TOMTOM me tuvo que decir como llegar, porque mi tía de conducir tiene menos idea que yo de usar el navegador del móvil, que ponga la dirección que ponga acabo en un bar.
En el Carpena, estuvimos arrecogiendo los dorsales, la comunidad del Pepillo, a falta de Luis Frozen y señora, Pili... y mi Carmen que se rajó como una sandía, de madura.
No pudimos evitarlo, Abel Antón (nos confesó que iba a correr la maratón de Sevilla en 2 horas 55, a lo que Aurora le dijo que si se podía ir con él... creo que se refería a irse a Sevilla desde Gelves en su coche...) Martín Fiz, hasta el gran Rafa Vega que estaba allí vendiendo sus libros, que dura es la vida de un escritor que no se apellide Reverte o Izaguirre... todos estos nos pidieron fotos, y como no somos rencorosos nos la hicimos, y mira que le dimos por saco el año pasado al tocayo de mi hijo con la Maratón de Surich, véanse y pínchense publicidad de entradas anteriores y mi crítica a las maratones de la multinacionales, el dienro de la publi es pa los refugiados en los bares porque en su casa no les dejan ver el furgo, que no entiendo una causa más justa que esta.
 Abel Antón cumplió una ilusión...
 Martín Fiz por fin fue feliz.
Rafa Vega que difícil es su rima cohones... ahhh no... Rafa vega que con su libro seguro que estas navidades pega...
Tras las arretratauras nos fuimos pa el Túnel... a cargarnos bien de hidratos de arroz con hidratos de cebada, hidratos de calamares fritos, hidratos de ensaladilla, hidratos de tarta, hidratos de tarta... vamos que hidrataos íbamos, salimos tan hidrataos que tuvimos que quitarnos el botón de los pantalones y no porque el Niño nos pidiese Sexo, que también, pero con esas barbas no nos pone que parece que le estás echando un polvo a Fray Leopoldo, sino porque íbamos más rellenos que un pavo en Navidad.



De allí al turisteo, nada, este club de ultrafondo no está pa ir a más carreras que las que no haya cortes de tiempo flexibles, no pasamos el corte y llegamos tarde, así que del castillo de Yebal Fariq vimos unas vistas alucinantes de su exterior, eso si, todo gratis, de allí al Parador, más fotos pa el wasap y luego pa descansá.
Volví a ver a mi tía, que tenía a su suegra regu, y me dediqué a jugar con mi sobrino Jorge, que es como el que se cargó al dragón... y luego pa el centro a ver la calle Larios y como no había donde cervecear tranquilos, Pastora y yo tiramos pa el barrio de mi tita a tomarnos un calamar a la plancha exquisito... con unas cuantas cervezas, de sevillanas maneras, de la cruz, que nos estábamos deshidratando de cebada de nuevo, y a momí.
Antes de dormir miré la foto de mi tío Paco de la mesita de noche, el libro del wyoming.
Como mi Pastora, que debutaba en la prueba le gusta dormir los domingos, cuando no tiene que coger la bici apuramos hasta más allá de lo razonable, bueno eso y que me volví a perder por málaga, que fin de semana, parecía que el espíritu del niño se había apoderao de mi, pero acabé en un bar donde tentado estuve de pedir churros, pero sentí que Angelito me lo prohibía desde la distancia... así que pasando de eso, solo dos tostadas 20 minutos antes de la maratón, po no dicen que hay que hacer lo mismo que en un día normal... los keniatas se toman un te que es lo que desayunan yo mis tostaitas con mi café solo, eso si charlando con uno de esos que se acuestan cuando el resto nos levantamos, eso si la pregunta del día:
¿Esta es la maratón del corte inglés?
¿Cuantos kilómetros son esta Maratón?
Y todo muy bien hasta que me preguntó...
¿Usted es de Cádiz no jefe?
No, de Sevilla...
Ea, se nos rompió el amor de tan poco usarlo, cosas del provincianismo que afortunadamente en el mundo de los corredores no pasa, es más a los pretorianos que venimos desde Tomares, Sevilla, nos quieren como en Ronda se quiere a todo el mundo o en la Maratón de Sevilla a los de las provincias andaluzas... Lo que los políticuchos, los futboleros y los periolistos locales no unen, el atletismo SI, es la diferencia... como dise Finidi Blanco:
Y disen que corré es de cobardes... Puede ser, pero desde luego es de inteligentes, solo los gilipollas se pelean por el padrón municipal.
La carrera salía a las 8:30 y Pastora y servidor llegamos a las 8:26:37... vamos que si llegamos a ir con José Luis Olivares le da un infarto, Pepito me había llamado unas cuantas veces, pero bueno, llegamos.
Salimos justo delante... de la ambulancia, nos gusta ir remontando, lástima que los primeros corran tanto si no los hubiéramos pillao, pero claro los primeros eran tos muy canijos, entre los 30 primeros no pesaban lo que Moriana, Jokin, y servidor... y como corren estoy seguro que les preguntas por cuantos bares han pasao y no tienen ni idea.
Hubo un corredor nos preguntó varias veces quien era preto y quien era ano y amablemente le solucioné su duda mostrándole una parte de mi anatomía que por el color blanco puede que parezca que recibe poco Sol, no le debió gustar lo que vio porque se marchó del grupo de wasap y aceleró... si llega a ver el del Potaje.



 Vaya equipo de apoyo... equipazo.
 ¿a quién se le ve la barriga?

Posando... tres gordos y un banderín...
La verdad es que fuimos todo el camino muy animados, corríamos, andábamos, nos fotografiábamos, cantábamos... coño eso era una romería quedaban las cervezas. Además con las ideas del gran Pepiño, estábamos con animadores virtuales en cada kilómetro a los que íbamos saludando...
La verdad es que corriendo entre los pretorianos te animan tela, esos si, que te digan pretoriano es tela de complicao... Te dicen:
Espartano, Guerrillero, romano, pantera, legionario, gladiador, soldao, soldao... y los que se les ve que han estado en Ronda... pretorianos.
La carrera un descojone, con pepito en plan estrella hasta la media, muy bien, luego Pastora decidió irse palante y yo con ella, está sobradísima, y eso que era su primera maratón...
Hubo una cosa que no me gustó nada de la maratón de Málaga... la falta de religiosidad, se notaba que el ateismo va en aumento, y no me extraña si no hay agua pa los corredores como va a haber pa los bautismos...
Bueno también me gustó el hecho de que la maratón estuviese pensada pa los feriantes y rocieros, porque tienes que corré con tu catavinos, ya que desde el kilómetro 25 si hay agua, no hay vasos, si hay vasos, no hay agua... y en algunos solo hay voluntarios en los avituallamientos... eso si geniales, son unos chavales estupendos, sonrientes, amables, atentos... lo mejor de la carrera son sus voluntarios capaces de darte su agua... un aplauso enorme pa los voluntarios de la Maratón de Málaga... plas plas plas plas plas plas.
Desde el 25 fue en régimen casi de autosuficiencia, coño que vi a uno chino entrando en una tienda a comprar agua...
En el kilómetro 35 Pastora me preguntó si apretábamos, y me puse a apretar hasta el 37... que se me subieron los gemelos y me abandonó Pastora, eso si antes me tomé un trago de litrona que me ofreció Miguel Ángel... y desde allí andando hasta meta, con los saludos a las lourdes, Antonio el joven, Rafa iza, la mujer de Luis Frozen... al final hasta corrí y to... eso si Pastora me sacó en 5 kilómetros 10 minutos... nuevo PMP, peor marca personal... 4 horas 49 minutos
Nos volvimos pronto pa Sevilla Martín se puso malo... un virus, y rematamos en la biblioteca de La rinconada, pero como estaba cerrada nos fuimos a un bar, el Charlera mismo.
Me vuelvo de Málaga orgulloso de Pastora, de mis Pretorianos, de los que estuvieron y los virtuales, de la gente de Málaga, de los voluntarios, feliz de ver a mis primos orientales y a mi tía y con dos dudas:

¿QUE COÑO ES CABBERTY?

¿Y PORQUÉ PATROCINA UNA MARATÓN?
¿CÓMO ES QUE JULIO MOLINA NO VINO?

PS: Si no te has aburrido en exceso pincha la publi por fa, aunque no te haga falta de nada, estamos en Navidad hay que consumir aunque sea virtualmente, es por el bien del economía del país y pa los Reyes de los niños... de los camareros de los bares.
 La parte superpositiva de la carrera...
La parte supernegativa de la carrera... veremos que pasa con esto, menos mal que solo tengo dos medias en enero, una de 30 kms y la maratón de Sevilla...
pinchad la publi payosssssss