lunes, 25 de febrero de 2013

CRÓNICA DE LA MARATÓN DE SEVILLA 2013

Yo quería hacer 3 horas 30 minutos, yo hice 3 horas 42 minutos y 42 segundos, según mi garmin... la Organización me da 5 segundos más... en eso me hubiera zampao una jarrita en la peña flamenca de Tomares al llegá...
La palabra con la que defino este Maratón es... CONTENTO, contento porque acudí con 40 alumnos a la Feria del corredor y les pude mostrar este mundo maravillosos de frikies que somos... a algunos les gustó, a otros no... pero con que a una que se hizo la prueba de la pisada se enganche a este mundo del deporte y deje de lao, que tampoco hay que abandonarlo to, las botellonas habrá merecido la pena...Contento porque pese a no hacer mi marca pude rodar durante mucho tiempo a mi ritmo, o el que era mi ritmo... Contento porque me quedé con ganas de más Maratón, a la salida iba con Marcos y le iba contando que estoy deseando que lleguen los 100 de mérida y los 101 de Ronda... porque esta mañana al ver el correo del maratón de Madrid he dudado si ir, o no...
Contento por la buena mañana con mis compis, el Mister, y Manu Mármol, los saludos a los colegas Carmen, Angel, Isra, Pedro, José Manuel, Coco, Monte, Pepe... con foto falsa incluía con abel antón... Contento porque mis alumnos demostraron el tren tener más educación que el IMBÉCIL del guardia de seguridad que los estuvo acosando durante 8 minutos...
Contento porque dije 3 o 4 veces no a la cerveza en la comida de hidratos... esto fue lo que más me costó...Más que los 42 kms.
Contento porque el día de antes estuve con mi hermano Manolito, y nos fuimos juntos a la Maratón, donde tras saludar a los colegas, nos despedimos cada uno para nuestro cajón... allí estuve con el Niño, Inkel, Melojero (esta vez no se pilló la cabeza) Juan...
CONTENTO,  porque en vez de corré de menos a más fui osado, y preferí la compañía de un Abuelo Soriano de oro, a la de un bicampeón del mundo. Me encontré antes del 1 a Ángel, y Manolito, ambos pretorianos de bolsillo en tamaño pero gigantes como corredores y me llevaron en volandas hasta donde pude aguantar su ritmo, porque recibí el apoyo de mis colegas de club Los Niños del barrio que aparecieron para darme agua donde más lo necesitaba (enormes los dos), porque recibí el apoyo de todos esos pretorianos de guardia que durante el camino, cuan legionarios en los 101 se iban multiplicando para darnos ánimos. Porque Javier Serrano, las cheerleaders del Maratón Mairena, Mercedes (desde ahora mi fotógrafa oficial), el apoyo inesperado de Miguel (me debes un maratón juntos), de Mi paco crack, de Concha, de la nieta de Angelito, de los Niños de los Niños del Barrio, de la Mari en su bici, y porque Pastora estuvieron a mi lado, en los buenos, en los malos, y en los peores momentos que de todo hubo... salimos valientes los tres, y yo lo pagué en el campo del Betis... desde ahí un lento e inexorable descenso a los infiernos que culminó con las caminatas en el Alamillo, como odio esa parte ( por cierto en el Parque de las palomas me rebasó Abel antón y no me echó ni arbejones ni ná, ni me compró algodón dulce, menos mal que estaba ahí Pastora pa consolarme)... para acabar.
TENGO ganas de más... 4º Maratón intentado, 3º acabado y 2ª mejor Marca... 3.37- abandono- 4.08 y 3.42...
La llegada APOTEÓSICA CON EL MECA DE FOTÓGRAFO,  y Pepe haciendo que D.Abel Antón esperase para hacerse una foto conmigo y con él...
Luego recogí mi toallas de seda, mi mochila, y pa casa pa beberme unas jarras cebada fermentada con mis padres, mis hermanos y el resto de mi familia... 
UN DÍA PARA ESTAR CONTENTO.

PD.  Como cada vez que hago un Maratón mi recuerdo, mi amor y corazón está y estará con el mejor maratoniano de la familia Rosales, Mi Padrino, Mi Referente, Mi Ídolo, Mi Tío Paco Rosales (Paco el diablo en málaga) va por ti y la tía Margarita.