jueves, 21 de febrero de 2008

COLONOSCOPIA (el desenlace)

Una vez resuelto a contrarreloj el tema del preanestésico y los análisis (estoy como un toro, no como el de rosa bimetti, pero bueno se hace lo que se puede). Todo esto hecho el día de antes, y sin número llorándole a la del teléfono... estilo gitanaco vendedor ambulante, muy normal con la pinta que uno gasta.
Me citan a las 11:00 llego con mi padre a las 10.40, Y ENTRO A LAS 13:30 tras volver a usar el físico de delincuente que Dios me ha dado, para que luego hablen de la Sanidad Privada y sus excelencias...
Cuando llego, por cierto la enfermera bien, lástima que con el acojone uno no estuviera para dar la talla, con su micropene, pero bueno tras desvestirnos en plan FULLMONTI, del miedo, me llevan en camilla al quirófano, que eso caga tela aunque sea para hacer una peliporno. Allí se presenta el medicucho (hay que ver lo que han prosperado los curanderos de la tribu, que estoy jarto de ver anatomia de grey y house comopara que vengan con leciones, vamos, y se que cuando aciertan es porque se equivocan) y se presenta el anestesista, las enfermeras no dicen ni mu.
Me proponen la anestesia como el que te dice la hora, dando por supuesto que uno está dispuesto a poner su vida en sus manos con total confianza, y yo no los conozco de nada, pero veo House y les digo que a este no lo duerme ni el Tato, que si quieren que me duerman me ponen un debate televisivo entre Solbes y Pizarro.
Conclusión, el curandero le pregunta al dormidor si estoy listo, y el otro le responde que no quiero sobarme, subida de cejas del curandero y lección al analfabeto del paciente, que si no me duermen luego no podrán hacerlo, que luego cuando me duela no podrán hacer nada, que es doloroso, que luego me quejaré, que es solo un sueñecito, que no pasa nada, que no podrá hacerme la colonoscopia larga y solo hará la corta porque no la soportaré... el paciente paciente, le dice:
dice el anestesista que sino quiero no me duerme, además que mi tía se murió de eso...
¿de qué operaron a su tía?
de ovarios.
la suya será otra...
Vamos, no me jodas, lo que me faltaba que me durmiese para operarme a mi de ovarios.
Todo en tono desgradable de sabio a profano, de listo a tonto.
Pero claro, interviene el dormidor, que dice que sino quiero no hay sueño,que la ley me ampara, Gracias Ley, y el paciente paciente se agarra a esto para reafirmarse en que no se duerme coño, pero sin acritud, que le van a meter una manguera por el culo.
Tras esto y pedir que me relaje me meten la manguera por el culo, joder, duele pero antes de quejarse me muerdo el nabo, y el tío sigue, sigue, sigue hasta meterme metro y medio, yo me notaba la voz más fina, entendía a Amor de Gran Hermano, pero sin decir ni mu, que si aguanté el masaje del turco en el Haman de Cemberlitas en Estambul yo me mato antes que quejarme, acaba el tío y me dice:
pues parece que si lo va aguantar...
Después de tener metro y medio de tubo por el culo, sonrío y le digo:
Soy de pueblo...
Ni se despiden, me sacan el tubo que, después de esto no me entero como no me coja Nacho vidal, y ni adios...
Por suerte, solo tengo almorranas internas de grado dos, y mi masculinidad humillada por metro y medio de tubo, pero bueno hemos descubierto un mundo cerrado hasta ahora y no sabemos si abierto para un futuro próximo, que nunca se sabe con el Euribor de donde sacar para la hipoteca.
Me visto a carajo sacado, y me largo por mis pies, sacando pecho ante el resto de los pacientes mientras le aconsejo que para dormir están las camas no las camillas...