miércoles, 3 de mayo de 2017

MILLAS ROMANAS 2017, OTRA CRÓNICA.

HAZ UNA LOCURA COMPARTE ESTA CRÓNICA SIN LEERLA, Y SI LUEGO LA LEES Y NO TE GUSTA... TAGUANTAS POR FIARTE DE UN COLGAO

Para mi es difícil escribir sobre esta aventura maravillosa que son las millas romanas de Mérida, lo he contado en otra ocasión que en mi primera participación lloré al verme solo por los caminos y fue una llamada de Plum y la ayuda de David Ramírez lo que me llevaron a meta... De entonces hasta ahora han pasado 5 ediciones con sus 5 miliarios, 500 kms en carrera o más, y un montón de buenos y malos ratos, litros de cerveza en los 100 montaditos, algún que otro gintonic, 1500 maldiciones, y un millón de risas con mis compis en esta aventura:
David Ramírez y su hermano Pedro, Angelito, Vélez, Santi, Rai... y muchos más, perdón si  me olvido de alguno, no tengo memoria.
A todo esto, no os parece que hace un día maravilloso pa invertir en Publicidad... Ea po ya sabéis... como decía la abeja maya unas picaditas, de flor en flor, y vosotros más enteraos de lo que ocurre y yo más multimillonario.
Bueno al lío...

LA PRE-CARRERA.
El año pasado, tras hacer con mi angelito de la guarda y el comando bigotín, vaya birria de angelito de la guarda, un oso hormiguero cuidando un rebaño de vacas es más efectivo... Tras hacer tres carreras de tres cifras en dos meses (Mérida-Ronda-Béjar) no lo recomiendo en absoluto, quedé tan harto de las carreras que me apunté un medio ironman pa cambiá y me aposté una comida con mi amigo Polo, que se la debo, entonces juré que no volvería a hacer ninguna carrera de tres cifras, pero claro... Jurá es poné a Dios por testigo y como soy ateo, mis juramentos valen menos que los de Bin laden jurando por la virgen del Rocío...
Ostras, que he jurao un montón de cosas en mi vida y nada vale... ¿Estoy soltero? Mujeres del mundo empiecen a hacer cola en mi puerta que estoy disponible, bueno y los hombres buenos y cariñosos también, y las cabras necesitadas... Ojú, no me quedan estiramientos de galápago, a ver si así crece un poco que me estoy maximalista de webos y minimalista de shurra...
Entonces eso, que no iba a ir a carreras y me mantuve firme, hasta septiembre, cuando Sampaoli me propuso ir a entrená con él y con Rai, y bueno, po pa no hasé ná... Vamos a ir a corré... Desde entonces 26/28 kms los martes, lloviera o se derritiesen las calles, y 14/17 los jueves de cuestas en Camas, y el fin de semana pa ir a la Liga onubense de trail, y lo que saliera... Eso si, luego unas cervecitas, y en medio unos geles de bulevip, que como dicen en el Libro, las Sagradas escrituras de los corredores, EL GEL DEL KM 7, #QueNoTóVa ASéCorré
Así que cuando este año salieron las inscripciones pa las MIllas, me lo pensé, unos dos o tres segundo, había entrenado como nunca y... ¿No iba a ir por una invitación a comé al Polo? Si ese casi no come... Y lo que gaste luego lo recupero en Gintonic... Y me apunté, la excusa mental fue:
Tienes 9 carreras de tres cifras, por que no llegar a las 10, y que mejor sitio que Mérida, PO ESO, YA TENÍA EXCUSA.


LA CARRERA.
La carrera son las Millas romanas de Emérita Augusta, hay muchas carreras de 100, de hecho siempre te cuentan que tu primera novia te deja marcado para siempre, mi primer ligue fue Ronda, pero mi primer amor fueron las Millas Romanas, de 10 carreras de tres cifras, 5 han sido por esos lares, desde que acudí por primera vez no he fallado.y este año iba a ir sin la compañía de ese soriano, de Esteras de Medinaceli, así que me los llevé a Meérida en mi coche con su Santa, y mi compañero de carrera, el Presi de los independientes de los independientes, el Gran Rai, fuimos juntos a Mérida, recogimos los dorsales, saludamos al gran Manuel Coronado, sellamos a tiempo, no llegamos a tiempo de la foto pretoriana y salimos.
La carrera este año ha cambiado el sentido, pa mi gusto un acierto, en ná nos vimos cenando, que yo hambre, lo que se dice hambre tenía mu poca, pero bueno, la tortilla cayó, que no soy Santi que según me dicen se tomó hasta la macedonia... Es lo que tiene sé joven, que siempre tienes ganas... De comé... de lo otro... De sueño. Aunque  este pobre pasó más jambre que un caracó en un espejo, que yendo con Androide y Sampaoli, o comes al paso o no comes, que comé es de lobos, por eso ni Rai ni yo vamos con ellos.
De camino a Cornalvo, nos despedimos de Luisma que nos contó lago de un bocadillo, pero ni Rai ni yo vimos el papel de plata... En ese tramo comenzamos a coincidir con el Gran Paco de Hispatrail, otro que se ajorca en un geranio, y la pareja, Fran y Maribel, mucho más guapa ella que él, y además tiene una risa maravillosa, que en medio de Cornalvo sonaban como cascabeles... Él, no lo oí...
Mi Rai y yo, a lo nuestro, recordando al Gran Santo:
PASO LARGO Y FIRME... ARRRR.
En las cuestas abajo, y al principio también en los llanos, luego, menos...
De vez en cuando una llamadita al grupo de delante pa preguntá por donde iban, cada vez más lejos, y sin casi comé, y mensajito en el grupo de wasa pa avisá a los de atrás por donde íbamos nosotros.
Y de cuando en vez un gel... en uno de esos nos tomamos un apple green y rocktane, y jodé sentimos que levitamos, nos saltamos una baliza y nos perdimos, que le dije a Rai que los que nos queaban que los guardásemos pa la Feria, pa acompañá a los rebujitos... Hoy lo voy a probá, veremos.
Lo demás es corré y andá, hasta llegá a la Mina de la zarza... Que la bajé como el kilanyorne mismamente, el saltando sobre sus poderosas piernas de alambre y yo rebotando con  mi mohino en el suelo, que bota, bota y en tu culo rebota además al está depilao amortiguas menos...
No, no llevaba perneras...Eso fue al descalzarme en La Zarza.

En ese sitio le dije a Rai:
Este era el sitio que decían que con lluvia sería chungo... Y... Se puso a llové... Joé, hoy sería de puta madre que follase... A ver si eso también se cumple.
Pasamos el primer de los controles sorpresa, otra buena idea y  llegamos a La Zarza cuando más apretaba la lluvia, así que desayunamos, desayunamos, desayunamos, y esperamos, esperamos, esperamos... 45 minutos esperando a que escampase que como la previsión no daba lluvia, ni el Presi ni yo, llevábamos prendas impermeables... Allí se interesó por nosotros, como toda la noche el Bombe, de hecho el muy joputa nos grabó.
Tras 45 minutos esperando y viendo que eso en vez de la Zarza parecía Santiago de Compostela, decidimos buscarnos unas bolsas de basura pa salí, pero... ya no les queaban... Aí que...

Perdón ¿Les importa que vayamos a tirarles las bolsas de basura?
Vaciamos las bolsas de basura, le dimos la vuelta, le abrimos un agujero pa las cabezas, la mía más gorda, y unos pa las manos y ya teníamos nuestro chubasqueros Tuga-Homeless con olor y sabor a galletas y café, y los hombros llenos de muesli como si fuéramos los talking dead... De esta guisa subimos la Calderita, saludamos a Segundo en modo viaje de placer, con fotos de vistas y to, eso es un tío que se lo curra pa sus crónicas y no esta birria, como se nota la influencia de Balbuena, y bajamos la calderita mojada, muy, muy peligrosa, y nos fuimos pa medio subí el castillo de Alange tras pasar otro control sorpresa, la cosa se está poniendo que Marta Domínguez no va a poder venir...
Por el camino adelantamos a dos frailes del Loreto, por la tonsura nos lo parecieron, pero no, eran Luis Da Joao Ribeiro Da Fonseca... que no le cabe le nombre en el DNI como no se lo hagan A3, y la foto...
Y de allí a meta trotando cuando podíamos y caminando el resto, saludando a las de la corta, como Carmina e Inma que nos adelantaron.


Nos tomamos las últimas barritas de gel... Marca Fuet, y luego a tomarnos una cerveza helaita con una hamburguesa, que no to va sé corré...
Si ya lo sé que estamos de lao pero es que había mucho desnivel.
AHHH, SE ME OLVIDABA, LUEGO LLEGAMOS A META DONDE SEGUIMOS COMIENDO Y BEBIENDO, TODO INCLUIDO EN LA CARRERA, NO SE PUEDE DAR MÁS POR MENOS... Como le dije yo a Pastora cuando nos enteramos que nos veían mellizos, Caita y Apikikikín...

LA POST CARRERA:

Muchos os preguntaréis...
¿Dónde está ese que sale contigo en la primera foto? ¿Y Angélica Bento?
Ni puta idea, nos despidió pelín pasao, nos recibió pelín psao... Esto de pelín es porque le está saliendo plumón en la cocorota, o eso o que el injerto en la chorla de pelo de shosha le está agarrando, que en vez de piojos va a tené ladillas...
De ese desagradecido ni una miserable llamada o wasa en más de 18 horas...
Luego el puñetero coche estaba pinchao, el inútil del dueño, YO, no sabía cambiá la rueda, otra horita al Sol, esperando la de la grúa...
Y luego de ducharnos a los 100 montaitos...

Y a las jarritas y las pizzas...

CONSIDERACIONES SOBRE LAS MILLAS ROMANAS... O DICHO EN LATÍN...
UBI SUNT MILLAS ROMANAS?
Vaya mierda de latín que aprendí yo... No me extraña tardé tres años en aprobarlo.
1. Creo que la dureza de la carrera es ya más que suficiente, yo este año iba entrenado para no sufrir y lo hice pero si siguen subiendo la dureza tendré que pensarme si acudir, esto era una prueba de andarines y va bandolerizándose por años... Creo que es hora de pará el que quiera montaña que vaya al Genal, que está mu bien, pero a ver si el desnivel no va a acabar matando a la carrera? Desde el respeto y el amor.
2. Las balizas deben de llevar reflectante por los dos lados por que con el viento se daban la vuelta y no se veían y no solo por los geles de Rai y servidor.
3. El cambio de sentido un acierto, la llegada directa a meta, la sombra del final aciertos totales.
4. La amabilidad de los voluntarios maravillosa como siempre.
5. Yo eché de menos a mi Carmen, será que soy un sentimental, pero pa mi, las millas sin mi Carmen son menos millas.
6. Si quieres disfrutar del camino... Be Caracó My friend



POSDATA.

Una carrera no acaba hasta que no la has contado, o en un blog o a tus alumnos y en mi caso sigo con mi modesto aapostalado del atletismo, del Ultrafondo y como siempre de MI AMOR ABSOLUTO Y RADICAL POR LAS MILLAS ROMANAS...
Ojalá, algún día alguno de mis alumnos siga por este camino en el que le auguro un montón de satisfacciones y de amistades que merecen la pena...
NOS VEMOS EL AÑO QUE VIENE... con los mismos compañeros de viaje o no...

LARGA VIDA A LAS MILLAS ROMANAS.